Dime con quién andas y te diré quien eres

La gestión de proveedores se ha convertido en un factor clave y estratégico en cualquier organización y es que una deficiente gestión de estos resta competitividad a las empresas y en muchos casos no recibe el reconocimiento o la atención que debería.

Los proveedores son el primer eslabón de la cadena de suministro y los Departamentos de Compras somos uno de los actores y generadores de valor de dicha cadena de suministro con lo que nos compete liderar junto con proveedores una parte importante de la cadena de suministro.

Esto quiere decir que según el tipo de proveedor seleccionado, fortalecerá o debilitará nuestra cadena de suministro en función de nuestro modelo de gestión y relación establecido, incluso en el peor de los casos nos podría llegar a ocasionar pérdidas importantes en nuestro Balance.

Así pues, las compras consideradas estratégicas debemos someterlas a un análisis exhaustivo para “armarla” de valor y lo más importante y difícil; de forma continuada y prolongada en el tiempo.

Y es que históricamente, conseguir un buen precio ha sido la máxima preocupación y objetivo de cualquier empresa (aspecto clave cuando tu único factor competitivo es solamente este), pero ¿Conocemos dónde y cómo compran nuestros proveedores en China? ¿Cumplen con la legislación de PRL? ¿Compran materias primas homologadas? ¿Están al corriente de pagos? ¿Disponen de incidencias o requerimientos judiciales? ¿Tienen buena salud financiera?

“No podemos obviar e ignorar información que puede afectar a la cadena de suministro o  reputación empresarial

Es crucial contar con herramientas que ubiquen la gestión de proveedores como foco, para asegurar que la cadena de compras fluya tan efectivamente como sea posible. Actualmente muchos Departamentos de Compras ya cuentan con herramientas que nos permiten monitorizar al proveedor y poder obtener valiosa información para adjuntar a la toma de decisión. Conocer la facturación, número de empleados, situación financiera, clientes potenciales, planes de contingencia y continuidad o conocer qué posición vas a ocupar en su facturación, etc. son aspectos que hay que tratar con rigurosidad, nos viene de esto.

Cuestión de mitigar riesgos…

Para limitar el riesgo financiero, del negocio y el riesgo para la reputación, es crucial gestionar de manera apropiada y eficiente a los proveedores. Gartner define esto como un proceso que “permite a las compañías controlar el coste, orientar la excelencia del servicio y mitigar el riesgo para lograr un valor incremental de los proveedores durante el tiempo de vida del contrato generando estabilidad, garantía y solidez a nuestra cadena de suministro”

Esta monitorización y su respectivo análisis así como homologación darán lugar al panel de proveedores que cumplen con los criterios y requisitos establecidos previamente y alienados a la estrategia de compras.

Sin embargo, la base de la gestión de proveedores efectiva no es únicamente la información. Las relaciones deberían ser un aspecto clave en el cual enfocarse.

El elemento humano y la falta de comunicación pueden hacer que las relaciones fracasen.

Correcta gestión proveedores, optimización de costes.

Si todo esto lo trasladamos a “euros”, existen palancas de optimización y reducción de costes ocultos e indirectos que en ocasiones no tienen vinculación directa con el precio y que no solemos tener presente muchas veces;

  • Reducciones del inventario tanto en la empresa como proveedor
  • Reducción del coste de mantenimiento y operacional de inventario
  • Atención, flexibilidad y sensibilidad a las puntas de demanda
  • Optimización de costes de producción y transporte
  • Menores costes en los controles de calidad
  • Optimización del coste de materias primas y control de obsolescencia
  • Reducción de ventas perdidas por no poder atenderlas.

La gestión, desarrollo y modelo de relación con los proveedores, ayudará a posicionar a nuestra organización en un lugar u otro en el mercado. El valor de los recursos aportados por los proveedores así como que estos sean competitivos, innovadores y eficaces suman sin duda valor competitivo.

“Hablando de forma generalizada, todavía nos hace falta cambiar la cultura y el “chip” al resto de la organización en cuanto a la percepción del rol del proveedor en nuestra empresa”

Debemos empezar a contemplar a los proveedores como partners y como valioso activo de la cadena de valor. Estos, son el complemento perfecto para sumar donde nuestra organización no puede llegar y es que todavía somos capaces de escuchar cómo debemos “machacar” al proveedor.

Un reto importante para las Direcciones de Compras, cambiar esa percepción no solamente dentro de Compras, sino en otros Departamentos como Producción, Logística, Calidad e incluso en algunas Direcciones Generales, ya que el mensaje es claro; Serás un tipo de empresa con un calidad de producto o servicio, en función también de tus proveedores, resumiéndolo en una frase: “Dime con quien vas y te diré quien eres”

 

 

 

 

 

Sigueme en

José Jurado

Purchasing Manager at General Optica
Diplomado en Ciencias Empresariales y Master en Dirección General y Planificación Estratégica. Candidato a MBA
Formación especializada superior en el área de compras, logística y negociación.
Experiencia en el área deCompras y Aprovisionamiento, con más de 13 años de experiencia en el sector industrial y sector servicios.
José Jurado
Sigueme en
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *