¿Proveedor único o varios proveedores?

Este es un debate que siempre he tenido en los Departamentos de Compras en los que he trabajado.

De estilos de gestión «históricos» («Jurásicos» diría yo), donde primaba la desconfianza entre cliente y proveedor, tenemos la tendencia a pensar que disponer de varios proveedores para un mismo tipo de suministro nos hace menos «vulnerables» ante incidencias de servicio o suministro.

Además, los proveedores compiten entre sí para la adjudicación de los pedidos otorgándonos ventajas en el precio y en el servicio.

El aseguramiento del suministro por medio de varios proveedores parece tener sentido, pero, en mi opinión, debería limitarse a casos concretos y contados, en que una interrupción del suministro pudiera poner en serio riesgo la producción de la empresa.

También en casos en que los proveedores a nivel global sean contados, o que los suministros estén protegidos por patentes.

En estos casos, se intenta garantizar ante todo el suministro, pasando el criterio del precio a un segundo plano.

Pero en general los inconvenientes de la política diversificadora superan a los beneficios.

La creencia de que los proveedores otorgan mejores condiciones de precio y servicio cuando hay varios compitiendo para la otorgación de pedidos es sólo parcialmente cierta, pues cuando es moneda común por parte de nuestra empresa, la excesiva disgregación de pedidos nos convierte para los proveedores en clientes B o C, perdiendo capacidad de negociación.

Al contrario, un cliente A obtiene mejores condiciones de su único proveedor, máxime cuando a la concentración del volumen de compras se le suma previsiones a largo plazo e incluso pedidos/contratos cerrados a largo plazo.

Por otro lado, la diversificación puede traer consigo costes ocultos. Las relaciones con tres proveedores son tres estilos distintos y tres fuentes de generación de documentación, comunicaciones, gestiones, negociaciones y problemas potenciales.

Por otro lado, materias primas o productos aparentemente iguales pero llegadas desde distintas fuentes de suministro en la práctica pueden responder de forma distinta.

De todos modos, en determinados casos, los ahorros económicos conseguibles mediante esta práctica pueden ser de tal magnitud que se otorgan los pedidos a los proveedores que circunstancialmente otorguen mejores precios (concursos, negociaciones, subastas,…). En todo caso, debe ser una decisión consciente y muy pensada.

Para resumir, deberemos de estudiar los casos en que se va a diversificar el pool de proveedores, razonando los beneficios a obtener y el impacto futuro. En general, salvo en los casos mencionados, la tendencia actual debería ser hacia la concentración del pool de proveedores en el menor número de proveedores posible, pero de alta fiabilidad, con posibilidades de coordinar proyectos y avanzar en la mejora continua de manera conjunta.

Y no veamos a los proveedores como empresas que se quieren aprovechar de nosotros, que intentan engañarnos,… Veámoslos como colaboradores, como empresas que, lógicamente quieren ganar dinero, pero también quieren que nosotros lo hagamos.

Los proveedores no son nuestros enemigos, sino que son nuestros colaboradores.

Yo lo tengo claro, ¿y tú?

 

¿Te gustó esta infografía?, Dale me gusta, comenta y comparte en tus redes sociales.

¿Te gustaría conocer acerca de nuestros cursos en compras y gestión de proveedores? da clic aquí.

No olvides seguirnos en :

 

Nuestra comunidad de compradores cada día aumenta , no te quedes fuera de ella.

Iván Fernandez

Gestor de Compras at Calvopesca (Grupo Calvo)
Gestor de Compras en Calvopesca (Grupo Calvo). Amplia experiencia en Compras y Logística en el sector Industrial, Servicios y Alimentario. Ingeniero Técnico Industrial en Electricidad, Máster en Logística Integral por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster en Energías Renovables por la Universidad Complutense de Madrid.

Sigueme : https://www.linkedin.com/in/ivan-fernandez-amil/
Iván Fernandez
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

2 thoughts on “¿Proveedor único o varios proveedores?”

  1. Excelente artículo, estoy de acuerdo en que no podemos irnos a los extremos, ni tener 1 solo proveedor para cada población de materias primas ni tener un amplio listado de proveedores para una sola materia prima.
    Pienso que se debe trabajar en evaluar adecuadamente los riesgos y con base en este análisis tomar decisiones de en que casos es necesario tener más de 1 proveedor y en que casos podemos trabajar con uno solo.

    1. Así es María dependiendo de la criticidad del bien o servicio a adquirir se debe contemplar el número apropiado de proveedores para esa categoría.
      Muy importante tú apreciación. Muchas gracias por comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *